Un Publico obligado a escuchar