shadow
POP-Website-Headers-06
shadow

Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne. (Romanos 8:3)
Cuando como creyentes sufrimos … Continuar Leyendo

También Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios. (1 Pedro 3:18)
Es increíble pensar que alguien que era perfectamente justo muriera por los injustos. Pilato tenía razón cuando dijo de Jesús: “Ningún delito … Continuar Leyendo

Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal. (1 Pedro 3:17)
Usted tiene dos opciones. La primera es hacer lo bueno, aun cuando resulte en sufrimiento. Entonces usted acepta el sufrimiento … Continuar Leyendo

Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados. (1 Pedro 4:14)
Una buena conciencia da tranquilidad y lo vindica a usted cuando lo calumnian. Estará libre de la tarea de señalar cualquier pecado, y su vida demostrará que son falsas las … Continuar Leyendo

Teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo. (1 Pedro 3:16)
La conciencia acusa o excusa a una persona, obrando como fuente de convicción o afirmación. Una … Continuar Leyendo

El siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos. (2 Timoteo 2:24)
Un cristiano debe explicar su fe “con mansedumbre y reverencia” (1 P. 3:15). Esto indica un espíritu sensible y generoso en la conversación. El temor que debemos … Continuar Leyendo

Estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros. (1 Pedro 3:15)
Cuando la sociedad ataca, hay que estar preparado para hacer una defensa. El término griego para … Continuar Leyendo

Santificad a Dios el Señor en vuestros corazones. (1 Pedro 3:15)
A pesar de la oposición a la que pueda enfrentarse el creyente en este mundo, siempre debe afirmar en su corazón que Cristo es Señor. Debe aceptar y reconocer la soberanía y … Continuar Leyendo

Ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo. A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo. (Isaías 8:12-13)
En la época del profeta Isaías, Acaz rey de Judá se enfrentó a una crisis … Continuar Leyendo

Si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. (1 Pedro 3:14)
No es probable pero, según el apóstol Pedro, hay una remota posibilidad de que usted sufra por ser justo. En realidad, muchos cristianos sufrieron por su obediencia a Cristo … Continuar Leyendo

Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien? (1 Pedro 3:13)
A la mayoría de las personas les resulta difícil maltratar a quienes son fervientes en hacer el bien. Aquellos a quienes les encanta hacer el bien … Continuar Leyendo

Manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras. (1 Pedro 2:12)
Tal vez no lo haya comprendido … Continuar Leyendo

Ellos [han vencido a Satanás] por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. (Apocalipsis 12:11)
Los cristianos somos extranjeros y peregrinos en el mundo, librando la guerra contra los … Continuar Leyendo

Vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas. (1 Pedro 2:25)
El versículo de hoy es una alusión de Pedro a Isaías 53:6, que dice: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó … Continuar Leyendo

Así también nosotros andemos en vida nueva. (Romanos 6:4)
El propósito del sacrificio expiatorio de Cristo fue que “nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia” (1 P. 2:24). Pedro no dice que Cristo murió para que pudiéramos ir al cielo, … Continuar Leyendo

Llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. (1 Pedro 2:24)
La muerte expiatoria de Jesucristo es una verdad fundamental de la … Continuar Leyendo

Señor, no les tomes en cuenta este pecado. (Hechos 7:60)
Vivimos en una época en la que el cristianismo se ha vuelto cada vez más impopular con la sociedad secular. La defensa de la verdad de las Escrituras y del mensaje del evangelio … Continuar Leyendo

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. (Lucas 23:46)
El apóstol Pedro les dijo a los cristianos que no devolvieran “mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo” (1 P. 3:9). Esa fue la actitud de Jesús. Él pudo … Continuar Leyendo

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. (Lucas 23:24)
Jesús “no amenazaba” a pesar de un increíble sufrimiento (1 P. 2:23). Lo escupieron, le tiraron de la barba, le pusieron en la cabeza una corona de espinas y atravesaron con clavos su … Continuar Leyendo

Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. (Isaías: 53:7)
Jesús muestra una humilde actitud ante quienes lo atormentan: “cuando le maldecían, no respondía … Continuar Leyendo

[Cristo] no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; quien cuando le maldecían, no respondía con maldición. (1 Pedro 2:22-23)
Jesucristo tiene que haber estado en el pensamiento de Pedro cuando escribió los versículos de hoy porque fue testigo del dolor … Continuar Leyendo

También Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas. (1 Pedro 2:21)
Jesús nos dio el ejemplo supremo del sufrimiento. La palabra griega traducida “ejemplo” se refiere a un modelo que se coloca debajo de un pedazo de papel para … Continuar Leyendo

Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos. (Hebreos 7:26)
Jesús fue ejecutado como un criminal en una cruz. Pero no era culpable de delito alguno: ninguna maldad, ninguna transgresión, … Continuar Leyendo

Me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. (1 Corintios 2:2)
Jesucristo evoca muchas imágenes en la mente de las personas. Algunas lo ven como un niñito en un pesebre: el Cristo de la Navidad. Otras … Continuar Leyendo

Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos. (Hebreos 2:10)
Los cristianos pueden identificarse … Continuar Leyendo

Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria. (2 Corintios 4:17)
El sufrimiento no solo nos hace ahora más fuertes, hace posible que soportemos con paciencia, aumenta nuestra fe, nos enseña a confiar … Continuar Leyendo

Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. (Juan 4:35)
Todos los creyentes deben sentir pasión por los perdidos. John Harper tenía tal pasión. Era un joven pastor en la gran iglesia Moody Memorial de Chicago a principios del siglo XX, pero en 1912 iba … Continuar Leyendo

Tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. (Mateo 9:36)
Cómo puede aumentar su pasión por los perdidos?

En primer lugar, estudie el gran amor, la compasión y la tierna misericordia de Cristo. Puede estudiar a los … Continuar Leyendo

Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. (Mateo 4:19)
Los pescadores del primer siglo usaban instrumentos especiales para pescar. Uno era la vara y el anzuelo (Mt. 17:27). Otro era una lanza o posiblemente un tipo de arpón (Job … Continuar Leyendo

Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. (1 Corintios 11:1)
Cristo es el ejemplo perfecto a imitar al dar testimonio a los demás. En primer lugar, estaba dispuesto a dar testimonio. Aunque hubo ocasiones en las que dejó a las multitudes, … Continuar Leyendo

Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! (Mateo 23:57)
Jesús se interesaba profundamente por las personas. Nuestro Señor llevó a Felipe (Jn. 1:43), a Mateo (Mt. 9:9) y a Pedro … Continuar Leyendo

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros. (Efesios 4:11)
Se dice que Juan Wesley hizo más por Inglaterra que sus ejércitos y sus navíos. Vivió pobre, habiendo dado a otros miles de … Continuar Leyendo

Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino. (Mateo 9:35)
Todo lo que vale en la vida es resultado de la pasión de alguien. Los acontecimientos importantes de la historia humana son … Continuar Leyendo

Habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento. (Lucas 15:7)
Al principio de la parábola de la oveja perdida, Jesús pregunta: “¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, … Continuar Leyendo

Bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. (Mateo 28:19)
El bautismo es la señal exterior de la fe de uno en Cristo. Es un acto de obediencia mediante el cual una persona muestra la realidad de su … Continuar Leyendo

No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente. (Romanos 1:16)
Antes de que Dios enviara a su Hijo a la tierra, el plan de Dios era salvar al mundo por medio … Continuar Leyendo

Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. (Mateo 28:18)
Antes de que Cristo presentara la Gran Comisión, de hacer “discípulos a todas las naciones”, había establecido su autoridad divina para darla. De otro modo, habría parecido imposible de … Continuar Leyendo

Heme aquí, envíame a mí. (Isaías 6:8)
Dios quiere un corazón dispuesto en el momento y en el lugar señalados que oiga sus órdenes. También quiere un corazón lleno de la verdadera adoración. Todo el afecto y el pensamiento del creyente deben ponerse … Continuar Leyendo

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. (Lucas 19:10)
S. D. Gordon escribió un libro intitulado Quiet Talks with World Winners (Conversaciones ­silenciosas con los ganadores del mundo). En ese libro cuenta la historia … Continuar Leyendo

Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo. (2 Corintios 5:19)
Dios amó a un mundo perdido y procuró ganar a los pecadores para sí para su propia gloria. Cristo vino al mundo por amor y procuró ganar a los pecadores para la … Continuar Leyendo