Concentrarse en la gloria de Dios